EL TESORO EN EL AGOSTADERO

0
Tesoro en Cadereyta

Última actualización: junio 14th, 2022 - 06:26 pm

SAN JUAN DE LOS GARZA

En 1918 la fábrica de Hilados y Tejidos establecida en el vecino Municipio de Santiago, fue asaltada por un grupo de bandoleros armados hasta los dientes. Salieron de la factoría con dos mulas cargadas con el oro encontrado en las oficinas, tomando el camino rumbo al Cañón de La Boca. 

Ante el acoso de los perseguidores, en los Ojos de Agua se internaron en el agostadero de San Juan de los Garza, dificultando a los guardias de la empresa, policía y vecinos que se ofrecieron a colaborar en la persecución, la tarea de encontrarlos fue ardua debido a lo abrupto del terreno.

Cuando les dieron alcance en tierras que después fueron propiedad del señor Bonifacio de la Garza, ya los bandidos iban sin las mulas que transportaban el dinero en oro. Habían tenido tiempo para ocultarlo en algún lugar del extenso agostadero fraccionado en varias porciones que pertenecieron a distintos propietarios, hasta que la mayor parte de la tierra fue expropiada para ejido.

Muy cerca del arroyo tuvo lugar el enfrentamiento a balazos entre los dos grupos, quedando sin vida los asaltantes y dos de los guardias, pero las mulas seguían sin aparecer.

En el mismo arroyo, pero en la parte de abajo, encontraron pastando a las mulas sin la preciada carga. Afanosamente buscaron por los alrededores con infructuosos resultados. El oro jamás apareció.

El secreto del lugar donde fue enterrado, se lo llevaron a la tumba los autores del asalto. En algún lugar de lo que fue el agostadero de San Juan, el oro está esperando que lo vayan a desenterrar quienes tengan más suerte en ubicar el lugar exacto además de que se encuentra a poca profundidad, tomando en cuenta que fue muy reducido el espacio de tiempo que tuvieron para ocultarlo.

Sobre esta leyenda, algunos lugareños aseguran que muy cerca de un arroyo que pasa por el ejido San Juan de los Garza y se interna en propiedades privadas, haber visto en las noches de luna llena a varios hombres a caballo merodeando por el lugar, y cuando se han acercado a ellos para cuestionar su presencia en tierra ajena, estos desaparecen como por arte de magia.

No han sido pocas las personas que se han dedicado a buscar el oro robado de la fábrica de Hilados y Tejidos en 1918, pero sin suerte alguna. Varias excavaciones han hecho en los sitios donde se asegura haber visto a  Jinetes de la noche sin encontrar nada.

Sin embargo el oro ahí está. No ha sido encontrado, pues apenas hace algunos días -agosto de 1998, el fantasma de los jinetes fue visto nuevamente cabalgando muy cerca del arroyo en cuestión, Nuevas excavaciones se hicieron, pero no en el lugar adecuado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here